Descripción del proyecto

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Beca Salud Investiga 2020-2021.

La alimentación es el principal factor de riesgo de muerte y enfermedad en la mayoría de las regiones del mundo, de allí la necesidad de estudiar la alimentación de la población no solo en sus aspectos cuantitativos, sino muy especialmente aquellos relacionados con su calidad. Los cambios demográficos, impactados por factores como la industrialización, descubrimientos médicos, mejoramiento de las condiciones de vida, intervenciones de salud dirigidos a reducir la mortalidad infantil y como consecuencia el aumento de la esperanza de vida, muestran un incremento creciente del grupo de población de 60 años y más.  

Con el objetivo de evaluar los hábitos de consumo de alimentos, la ingesta de energía y nutrientes y la calidad de la alimentación de los hogares según la presencia de adultos de mayores y las características sociodemográficas, se plantea realizar un estudio observacional analítico. Se utilizará la información recabada en la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares 2017-18 (ENGHo 2017-2018). Se calculará el consumo aparente promedio de alimentos y bebidas en gramos o mililitros de peso neto por adulto equivalente por día, el contenido de energía y nutrientes y la calidad de la alimentación en hogares a) sin adultos mayores, b) multigeneracional con adultos mayores y c) unigeneracional de adultos mayores, estratificando según región del país y nivel de ingresos.   

Conocer las particularidades de los hábitos alimentarios y las diferencias en la calidad de la alimentación según sus condiciones de vida resulta de gran utilidad para buscar estrategias tendientes a mejorar la alimentación de un grupo poblacional en franco crecimiento.

 

Integrantes del proyecto

Alicia Rovirosa

Camila Tamburini

María Elisa Zapata