La OPS y la OMS lanzaron un plan de acción que insta a aplicar impuestos sobre las bebidas azucaradas y los productos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional, entre otras medidas.

Los países de la Región de las Américas hicieron un importante avance en la lucha contra la creciente epidemia de obesidad, al aprobar por unanimidad un plan de acción quinquenal para la prevención de la obesidad en la niñez y la adolescencia.

Con el objetivo de detener el aumento acelerado de la epidemia de la obesidad, de manera de que no se registre aumento de la prevalencia actual en cada país, los Estados Miembros se comprometieron a ejecutar hasta el año 2019 un conjunto de políticas, leyes, reglamentos e intervenciones que tendrán en cuenta las prioridades y el contexto regional.

Alcanzar esta meta requiere un enfoque multisectorial centrado en la transformación del ambiente obesogénico actual en oportunidades para promover un estilo de vida saludable. Para tal fin, el Plan de Acción propone cinco líneas de acción estratégica que contemplan:

La atención primaria de salud (APS): que permite abarcar tanto la promoción de la lactancia materna como los hábitos alimentarios y la actividad física. Como la extensión de la lactancia materna puede reducir la prevalencia de sobrepeso y obesidad en alrededor del 10%, es necesaria su promoción desde la APS. Esto exigirá que los países fortalezcan sus servicios y renueven el compromiso de aplicar plenamente el Código y la Iniciativa Hospital Amigo del Niño (IHAN).  Por otro lado, el Plan de Acción sugiere incluir la promoción de alimentación saludable y otras actividades relacionadas con la prevención de la obesidad infantil, como aquellas dirigidas a las familias.

Los establecimientos escolares: para que las intervenciones en este ámbito sean exitosas el Plan de Acción propone que los programas nacionales de alimentación escolar, así como los sitios de venta de alimentos y bebidas en escuelas cumplan con normas que promueven el consumo de alimentos saludables y agua, y restrinjan la disponibilidad de bebidas azucaradas y productos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional. Esto es posible mediante la reglamentación de  publicidad y venta de bebidas y productos en escuelas. Además se deben incorporar 30 minutos de actividad física moderada o intensa (aeróbica) en la rutina escolar diaria.

Las políticas fiscales y la reglamentación de publicidad y etiquetado de alimentos: debido a que los niños son más vulnerables al poder persuasivo de los mensajes comerciales, y como los enfoques voluntarios aún no han tenido éxito en reducir la obesidad en la niñez, el Plan de Acción sugiere aprobar legislación para aplicar impuestos a bebidas azucaradas y productos de escaso valor nutricional. También plantea la necesidad de establecer reglamentos para proteger a niños y adolescentes del efecto de la promoción y la publicidad de bebidas y productos poco saludables mediante la aplicación de las recomendaciones de la consulta de expertos de la OPS sobre promoción y publicidad en la Región de las Américas. Con respecto al etiquetado, sugiere establecer normas para que éste se ubique en el frente del envase con el fin de promover elecciones saludables de manera rápida y sencilla.

Actividades multisectoriales con participación del sector público, no gubernamental y privado: a través de la disposición de espacios urbanos para la actividad física, como la creación de parques, ciclovías y  sistemas rápidos de transporte público. También considera importante crear incentivos a nivel nacional para mejorar la disponibilidad y el acceso a los alimentos nutritivos mediante el apoyo a los programas de agricultura familiar.

Los sistemas de información de los países: recomienda su fortalecimiento para que los datos sobre las tendencias y los determinantes de la obesidad,  estén disponibles sistemáticamente.

En ocasión del 53º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)  y la 66ª sesión del Comité Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas, los Estados Miembros han dado un ejemplo de liderazgo al proteger a los niños y los adolescentes frente a una de las amenazas más graves para la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras al aprobar este Plan. Para acceder al documento completo visitá:  http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=28899&lang=es