En el mes de enero, la revista médica The Lancet dio a conocer una serie de trabajos que ponen de manifiesto la importancia de que todos los niños puedan ser amamantados por sus madres. Incrementar la lactancia materna puede prevenir anualmente mas de 823.000 muertes de niños menores de cinco años y 20.000 muertes maternas por cáncer de mama. Si un niño no es amamantado por su mamá su capacidad de aprender y relacionarse con su entorno será menor. Cuando adulto ganará por hora entre un 12 y 16% menos lo que a nivel global, se traduce una pérdida anual de casi medio punto porcentual del Producto Bruto Mundial.
Este trabajo sostiene que es necesario un enfoque global, las intervenciones y políticas deben contar con apoyo gubernamental y comprender no solo al sector de salud sino que deben incluir a las familias y a la comunidad. La lactancia materna no forma parte de los Objetivos del Desarrollo Sustentable pero resulta ser un elemento clave para mejorar indicadores de salud, nutrición, educación, pobreza y desarrollo económico.

VER SERIE DE LANCET COMPLETA