niños entornos escolares

La obesidad infantil es un problema de salud pública a nivel mundial y el entorno alimentario es uno de los factores condicionantes. La comercialización y el marketing de alimentos y bebidas no saludables condicionan las preferencias y el consumo, impactando en la salud de niños y niñas.

Con el objetivo de describir el entorno alimentario alrededor de las escuelas primarias públicas de la provincia de Buenos Aires, realizamos una prueba piloto evaluando 32 escuelas seleccionadas aleatoriamente de la muestra de la Encuesta del Servicio Alimentario Escolar 2019 (SAE 2019).

Para caracterizar y evaluar el entorno, se delimitó un área de 300 m alrededor de cada escuela, y con la función Street View del mapa de Google® se realizó el recorrido virtual. Se registraron la cantidad de puntos de venta y la publicidad de alimentos y bebidas.

Los puntos de ventas relevados fueron:

  • Kioscos o maxikioscos,
  • Supermercados e hipermercados,
  • Minimercados o almacenes,
  • Locales de comida rápida: Pizzería, hamburguesería, rotisería, cadenas de comida rápida y parrilla.
  • Verdulerías,
  • Panaderías,
  • Heladerías,
  • Restaurantes o bares,
  • Dietéticas,
  • Estaciones de servicio,
  • Otros

Se categorizaron como puntos de venta no saludables a los kioscos, locales de comida rápida, panaderías, estaciones de servicio y heladerías.

Se registró el tipo de publicidad y su ubicación. Los alimentos publicitados se clasificaron según el sistema de perfilado nutricional de la Organización Mundial de la Salud de Europa, el cual los categoriza de acuerdo a su posibilidad de publicitarse según la composición nutricional.

Se localizaron 774 puntos de venta, alrededor de las 32 escuelas evaluadas, lo que representa un promedio de 24±15 puntos de venta por escuela. En el gráfico 1 se muestran los puntos de venta localizados. Se contabilizaron en promedio 15±11 puntos de venta no saludables en el radio de la escuela.

 

Gráfico 1. Presencia de puntos de venta (%)

Se encontraron 550 publicidades de alimentos y bebidas, con un promedio de 17±16 en el radio de la escuela.  El 52% de las publicidades fueron en formato afiche, el 32% señalización en lugares y el 16% correspondió a letreros o carteles. En cuanto a su ubicación, el 96,5% se encontraba en los puntos de ventas y el 3,5% en la vía pública.

Como se observa en el gráfico 2 las categorías más promocionadas fueron las de bebidas endulzadas (28%), postres de leche y helados (14%) y bebidas energéticas (11%).

 

Gráfico 2. Categorías de alimentos y bebidas publicitadas (%)

Al evaluar según el sistema de perfilado nutricional utilizado, el 72% de los alimentos encontrados no cumple con los criterios de calidad nutricional para publicitarse, el 21% puede hacerlo con criterios de umbral límite para nutrientes críticos y sólo el 7% puede publicitarse.

Los resultados demuestran que los escolares están expuestos, en su camino a la escuela, a un entorno alimentario en el que predomina la oferta y promoción de alimentos de baja calidad nutricional.

Es fundamental conocer esta información para orientar la toma de decisiones y promover acciones que regulen los entornos para favorecer hábitos saludables y prevenir la obesidad infantil.

Autores: Ferenc Marina, Tamburini Camila, Gomez Paula